Cerrar

Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Acceso zona privada

Está usted en:
  1. Informe de Coyuntura Económica y Laboral - Noviembre 2018

Informe de Coyuntura Económica y Laboral - Noviembre 2018

El Servicio de Estudios Económicos de FADE elabora mensualmente un informe de coyuntura económica y laboral que describe, de forma sencilla y desde un punto de vista empresarial, el panorama regional, atendiendo también a su contexto nacional e internacional. Ámbitos que toda empresa debe conocer para actuar en el mercado.

Coyuntura Económica y Laboral

INFORME FADE COYUNTURA ECONÓMICA Y LABORAL, NOVIEMBRE 2018

Resumen Ejecutivo:

  • La economía mundial mantiene un ritmo de crecimiento notable y se espera que cierre este 2018 con un avance en torno al 3,7%. Sin embargo, ese crecimiento está siendo menos equilibrado y las previsiones se están viendo revisadas ligeramente a la baja, tanto para las economías avanzadas como para las emergentes, ante la intensificación de la incertidumbre y los riesgos a la baja interconectados.
  • En Estados Unidos, tanto la posibilidad de un recalentamiento de la economía (se espera un crecimiento del 2,9% este año favorecido por el impulso fiscal procíclico) que lleve a un incremento más rápido de lo esperado de los tipos de interés, como un aumento de las tensiones comerciales con China, podrían tener un fuerte impacto global, tanto en las economías emergentes como en Europa. A medio plazo, la reducción de ese impulso fiscal y las medidas proteccionistas anunciadas reducirían ese dinamismo.
  • En la Eurozona, todos los Estados miembros siguen creciendo y creando empleo, gracias al empuje de la inversión y el consumo. Sin embargo, el crecimiento fue menor del esperado en los tres primeros trimestres y se han revisado ligeramente a la baja las expectativas (2,1% para 2018 y 1,9% para 2019). El Brexit (se ha anunciado un “acuerdo técnico” pero están surgiendo dificultades para su aprobación por ambas partes) y los problemas con Italia son, actualmente, algunos de los factores internos de mayor riesgo.
  • El Banco Central Europeo mantiene su política monetaria expansiva y no espera elevar los tipos de interés antes del próximo verano, mientras la Reserva Federal avanza en su senda de incrementos graduales. Asimismo, la inflación subyacente se ha elevado ligeramente, mientras los precios del petróleo sufren una notable volatilidad. En España, la inflación subyacente alcanza el 1,0%, mientras la general se mantiene en el 2,3% en octubre, con lo que podría cerrar el año en torno al 1,8%.
  • En España, también se ha revisado a la baja la previsión de crecimiento (hasta situarse en torno al 2,6% este año y 2,2% el próximo), pese a lo cual sigue siendo de los más intensos entre las economías avanzadas. Con todo, cabe señalar la pérdida de vigor de las exportaciones y la moderación observada en el consumo, el turismo y el ritmo de creación de empleo (aunque la afiliación dio una sorpresa positiva en octubre). El Plan Presupuestario presentado para 2019 muestra un sesgo expansivo, con subida de impuestos y aumento del gasto social, que no parece ir acompañado de una apuesta similar por las inversiones y las políticas sectoriales. La Comisión Europea ha señalado que presenta riesgo de incumplimiento del Pacto de Estabilidad y Crecimiento.
  • En este contexto, la economía asturiana también sigue creciendo, aunque lo hace con menor intensidad que el año anterior y las expectativas se han revisado ligeramente a la baja. Tal y como sucede con la mayor parte de las economías avanzadas, se está produciendo una desaceleración que podría llevar a pasar de un avance estimado en el 3,5% en 2017 al 2,5% en 2018 (del 3,8% del segundo trimestre de 2017 hemos pasado al 1,9% del tercer trimestre de 2018, según las últimas estimaciones de la Autoridad Fiscal Independiente).
  • De confirmarse las previsiones, el crecimiento regional se situaría próximo al nacional y por encima del europeo. Sin embargo, es preciso tener en cuenta que, salvo el excelente ejercicio 2017, la economía asturiana ha venido sosteniendo un ritmo de recuperación menos intenso que el del conjunto del país, de manera que el PIB nacional ya ha recuperado el nivel previo a la crisis, mientras el regional aún dista de lograrlo. Un diferencial que es mayor si se atiende a la recuperación del empleo. Asturias corre el riesgo de que el ciclo expansivo se debilite sin haber llegado a recuperarse de la anterior fase recesiva.
  • Tal y como hemos venido señalando en informes anteriores, por el momento, esta desaceleración del crecimiento regional entra dentro de lo previsible y es consecuencia de diversos factores, tanto externos como internos. Sin embargo, de materializarse alguno de los riesgos existentes, habría que contemplar una rebaja adicional en las perspectivas: Por una parte, esta desaceleración refleja el agotamiento del impulso que venían suponiendo las políticas monetarias expansivas y los precios moderados de las materias primas; y evidencia también un incremento de algunos riesgos globales (tensiones comerciales, encarecimiento de los productos energéticos, apreciación del euro y el dólar, volatilidad de los mercados financieros, elevado endeudamiento de algunas economías avanzadas, Brexit, tensiones geopolíticas, etc.) que ralentizan el crecimiento. Por otra parte, también está condicionada por otros factores específicos más domésticos, como la situación política y presupuestaria nacional y regional que está provocando una menor ejecución de políticas de promoción económica e inversiones en la región, o como el incremento de la incertidumbre vinculada a cuestiones tan trascendentes como el modelo de descarbonización y transición energética o el futuro del sistema de financiación autonómica. Es difícil estimar el impacto real que cada uno de estos factores puede llegar a tener sobre la economía asturiana, particularmente en el caso de los más específicos de la región, pero es evidente que el sesgo que presentan es bajista.

- DESCARGAR INFORME COMPLETO Noviembre 2018

- RECUPERAR INFORME ESPECIAL Junio 2018: Balance 2017, Situación 2018 y Previsiones

EFQM - 4 estrellas de excelencia

Oviedo

Oficinas centrales

Pintor Luis Fernández, 2. 33005

Tlf: 985 23 21 05

Gijón

Edificio FADE - Parque Científico y Tecnológico
Profesor Potter, 51 - 33203

Tlf: 985 30 80 13

Avilés

La Curtidora - Centro Municipal de Empresas
Gutiérrez Herrero, 52 - 33402

Tlf: 985 12 91 09