Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Transparencia y Buen Gobierno

Comienza el contenido principal

La transparencia es una prioridad para FADE. No solo estamos alineados con la leyes de transparencia española, 19/2013, y asturiana, 8/2018, facilitando el derecho al acceso a la información, si no que además nos hemos dotado de un Código Ético y de Buen Gobierno de obligado cumplimiento para directivos, empleados y asociados.

Las normas por las que nos regimos, en constante adaptación, recogen compromisos con nuestra masa social y con la sociedad asturiana.

La norma fundamental reguladora del funcionamiento de la federación son sus Estatutos, depositados en el Registro de la UMAC tras la última modificación aprobada en la asamblea general de 18 de junio de 2021.

En desarrollo de los estatutos, los órganos de gobierno de FADE han aprobado el Reglamento de régimen interior, Los órganos de gobierno también han aprobado el reglamento de régimen interior, que tiene por objeto el desarrollo normativo de las normas recogidas en los estatutos relativas al funcionamiento interno de la organización.

También nos hemos dotado de forma voluntaria de un Código Ético y de Buen Gobierno, así como de un Plan de Igualdad que establecen los valores y pautas que deben guiar el comportamiento de quienes forman parte de FADE. En línea con estos valores, también hemos aprobado un Protocolo de prevención del acoso sexual y del acoso por razón de sexo.

Finalmente, en el año 2017, se aprobó el Programa de cumplimiento normativo con el objetivo de garantizar y potenciar esta cultura de transparencia. El programa integra, junto con el Manual de Prevención de Riesgos penales, un Código de Buen Gobierno Corporativo y un Código de Conducta a modo de referente ético de actuación para el personal y directivos. 

La Federación Asturiana de Empresarios tiene habilitado un canal interno de denuncias que podrá ser utilizado por quienes teniendo una relación laboral o profesional con FADE deseen informar sobre conductas que puedan ser constitutivas de infracciones penales o administrativas graves o muy graves relacionadas con las actividades de FADE, y que el informante haya observado o sobre las que haya recibido información en el curso de su trabajo para FADE, conforme al Sistema Interno de Información y defensa del informante.

Fin del contenido principal